Las heladas matan a nuestro coche

<<Descubre los principales problemas que ocurren en nuestros coches cuando las temperaturas se desploman>>

 

El frío, las heladas o las nieves, son factores que no solo perjudican a los seres vivos, nuestros vehículos también lo sufren y mucho. Entre lo más destacado está problemas con las ruedas, las baterías se descargan, fallos en los frenos, los líquidos del coche se congelan, puertas congeladas o parabrisas pegados y el problema no solo es que el coche acabe en el taller, si no que puede poner el peligro nuestra seguridad y la de aquellas personas que nos rodean, a continuación veremos como afecta en cada caso:

Problemas con las ruedas

Debido a las bajas temperaturas y las heladas nocturnas las ruedas pueden perder presión, por ello le aconsejamos que revise de vez en cuando la presión de las ruedas en un taller o bien en una gasolinera, de manera habitual, ya que una rueda que no está en plenas cualidades puede fallar y provocar en un accidente. Otras de las opciones es usar ruedas de invierno que soportan aún mejor las bajas temperaturas.

Baterías descargadas

¿Os ha pasado que después de una noche de frío intenso el coche ya no arranca? Pues esto es muy normal a partir de los cero grados las baterías pueden reducir su potencia, y si la temperatura cae por debajo de los diez grados bajo cero esta tendrá la potencia de su batería reducida prácticamente a la mitad. Podéis evitar esto llevando el coche de vez en cuando al taller y revisando el estado de las baterías.

Fallos en los frenos

Con las inesperadas bajadas de temperatura nuestros frenos también pueden ser afectados, si notas que tus frenos no responden de la manera habitual y que la distancia de frenado es mayor, te aconsejamos que acudas al taller más cercano. De esta manera evitarás males mayores y los indeseables sustos en la carretera.

Líquidos congelados

Esta claro que con el frío los líquidos de nuestro coche pueden congelarse o al menos enfriarse de manera anormal. En algunos coches podrá aparecer una luz de aviso de que el nivel de aceite o de otros líquidos no es el normal.

Puertas atascadas y parabrisas pegados

Las puertas atascadas y los parabrisas pegados no afectan a la seguridad vial en sí, pero si que nos puede sorprender alguna mañana que la cerradura se ha congelado, que los sellos de las puertas han perdido elasticidad o que los parabrisas están pegados a la luna, pero es natural. Te recomendamos que no fuerces al coche déjale que de manera de natural se aclimate, lo único que puede suceder es que llegues tarde.

Si quieres evitar esto existe una serie de medidas para proteger a tu coche y te las vamos a contar todas aquí:

1.)Revisar y cambiar la batería

2.)Comprobar el líquido refrigerante

3.) Permitir que el motor se caliente al ralentí

4.) Recargar el Aire Acondicionado

5.) Levantar los limpiaparabrisas

6.)  Disponer de accesorios para el invierno

7.) Revisar el sistema de calefacción

Pero sobre todo te aconsejamos que si tienes opción de que el coche duerma en un sitio cubierto mucho mejor, evitarás que la pintura sufra pero si por el motivo que fuese no existe esa posibilidad, es mejor que tapes el coche, la parte más importante que has de cubrir es el motor, el corazón de nuestro coche.

Si quieres conocernos mejor no dudes en visitar nuestro Facebook  Instagram o Linkediny descubre las mejores piezas de moto y coche al mejor precio.

 

 

Comparte este post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *